Hanso Café, sabor de calidad con aires asiáticos

Buscando una cafetería en Malasaña nos encontramos con uno de los mejores cafés de Madrid. Hecho con calidad, buenos baristas y con repostería de lujo para acompañarlo.

Todo lo que entra en el corazón de Malasaña, mejor dicho en la calle Pez, no pasa desapercibido. El ejemplo es un nuevo rincón cafetero que Carballo y yo descubrimos de camino a la exposición de Houdini: el Hanso Café.

Apenas teníamos 20 minutos para un café rápido y ¡zas, dimos con el sitio! Por fuera pasa desapercibido. Abré pasado mil veces calle arriba, calle abajo y jamás me percaté. Sin embargo fue abrir la puerta de Hanso Café y descubrir un sitio con personalidad propia. Escasa decoración, ventanales amplios y algo distinto. Quizás fue cosa del mítico gato chino Maneki-neko, al fondo en una tela. Esta cafetería se aleja de lo que puedes entender como un establecimiento «chino», no hay dragones tallados en madera oscura ni farolillos colgados del techo pero si hay algún toque que te lleva a Asia. Como hemos dicho es un sitio moderno donde tomar buen café con unas 10-12 mesas.

Hanso Café Madrid

Hanso Café está regentado por una familia china con experiencia como baristas, que apuestan por un café de calidad y una repostería muy cuidada y con cabida para alguna especialidad asiática. Un pequeño vistazo a la vitrina, en lo que esperamos pedir el café, y se nos hizo la boca agua con bizcochos de té matcha o frutas. También preparan gofres, tostas, tartas de mil tipos, bagels… ¡es genial para ir a desayunar!

Como íbamos justos de tiempo pedimos un sencillo café latte pero a la siguiente pareja, indecisa ante tanta variedad, se dejaron aconsejar por el barista. Ante tantas opciones, que muchas veces ni sabías que existían, se agradece alguien que se tome algo de tiempo para aconsejar porque donde muchos simplemente ponen café, en el Hanso Café puedes elegir entre varios tipos de grano. Y luego el detalle que se ha puesto tan de moda en este tipo de cafeterías, coronando el café con una silueta perfecta que el barista te hace.

Hanso Café Madrid

Para nosotros era la hora del café pero no eran pocos los turistas que hacían una pausa en el camino para tomar un bagel, ensalada o sandwich rápido. ¡Vimos un hummus de aguacate que merece que volvamos!

Los precios son correctos teniendo en cuenta que estamos en Madrid y más concretamente en Malasaña. Un café con leche 1’80€ puede escandalizar a Carballo que viene de València, pero está muy bien. Además, tienen varias formas de hacer el café para sacarle a cada uno el mejor sabor porque no es lo mismo café de sifón, V60 que filtrado ¡incluso tienen AeroPress! Así que es hasta lógico que un café cueste entre 1’80€ y 4€ porque los vale.

Hanso Café Cafeteria en Madrid

Al salir puedes ver a través de su enorme cristalera cómo trabajan dentro de la barra preparando el café, limpiando, ¡hasta marcando sus propios vasos! Sí, sí, había una persona 100% dedicada a poner con sellos el nombre del local en cada vaso de cartón para llevarte el café. No podía dejar escapar la oportunidad de captar la instantánea con mi cámara.

Hanso Café Cafeteria en Madrid

Hanso Café y su estilo

Puro café imaginativo junto a una oferta de pastelería creativa que te despista y ya no sabes si estás en Shangai, Tokio o Berlín. Entre las mesas y sillas cada una de su madre y otra de su padre, el goteo constante de personas que llegan tan multicultura… verdaderamente no podría estar en otro barrio de Madrid.

Creo que Hanso Café es perfecto para…

  • los que creéis que debe (y hay) vida más allá del Starbucks
  • los que buscáis un sitio tranquilo en el que abrir el portátil y darle a la tecla
  • los que estáis de visita turística por Madrid y buscáis algo de wifi para subir las fotos que estáis haciendo a vuestro Instagram
  • los que simplemente queréis una tarde de café con amigos, tu chico…

¡Viva el Latteart!

Hanso Café Cafeteria en Madrid